JUAN GABRIEL, EPN, DIEGO RIVERA Y EL BRANDING PERSONAL


marcasdefamosos

 

¿Qué tienen en común Juan Gabriel, EPN, y Diego Rivera?

Lo mismo que Julio César Chávez, José José, Luis García, Paulina Rubio, Carlos Monsivais, Pedro Ferriz de Con, Saúl Hernández, Jorge Campos, Shakira, Jaime Maussan, Francisco Toledo, Martha Debayle, Aleks Syntek, Carlos Fuentes, Polo Polo, Francisco Martín Moreno, Eugenia León, etc.

Que todos son nombres de marcas registradas, más allá de si se trata de figuras públicas reconocidas en la política, el deporte, los espectáculos, las artes, los medios; más allá de la buena, regular o mala imagen con la que sean percibidos en general.

¿Y porqué están registrados como marcas? ¿Las marcas registradas no son solo para proteger productos y servicios? Efectivamente, solo hay dos razones probables por las que los titulares de estas marcas estuvieron interesados en registrar su nombre, apodo, alias, o iniciales, dejando de lado la sospecha de un posible acto de egocentrismo.

1) Por temor a que alguna o algunas personas ajenas, o incluso cercanas (llámense managers, asesores, disqueras, editoras, agencias, familiares, etc.) pudieran aprovecharse del prestigio o reconocimiento de su nombre para adelantarse a hacer negocio sin su consentimiento.

2) Porque, lógicamente desean los derechos exclusivos, para comercializar libremente por el país algún producto o servicio a través de una marca, con el nombre con el que se les conoce públicamente, para su propio beneficio; contando con la protección de las autoridades para oponerse a cualquier tercero que pretenda utilizarla, sin su autorización.

indautorEfectivamente, es muy recomendable que cualquier persona que pertenezca al medio del espectáculo o artístico y que sea conocido públicamente, utilice todos los medios legales de protección sobre su nombre, imagen y creaciones; sobre todo por lo que respecta a sus derechos morales (derecho a ser reconocido como autor de una obra) y sus derechos patrimoniales (derecho a percibir regalías y ganancias por sus creaciones). Para hacer presumible la titularidad de estos derechos, usualmente se tramita ante el INDAUTOR (Instituto Nacional del Derecho de Autor) la obtención de un certificado de reserva de derechos sobre nombre artístico o de personaje ficticio, simbólico o de caracterización, si es que utilizan alguno.

 

Pero solicitar un registro de una marca, puede llegar a ser ser exagerado cuando el motivo es meramente de protección, y no el de comercializar un producto o servicio. De entrada, muy difícilmente, por no decir imposible, el IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial) concedería una marca, a una persona que no demostrara ser el titular del nombre o pseudónimo pretendido, o quien cuenta con el legítimo derecho y autorización a registrarlo.

Cuando se trata de marcas con nombres de personas o personajes relacionados con el medio artístico o conocidos públicamente por sus actividades o profesión, sus titulares, a fin de demostrarle al IMPI el derecho que les corresponde, o bien, para evitar que se otorgue un registro a un tercero que no tenga derechos sobre el nombre en cuestión por equivocación, (sobre todo porque el nombre real de muchos de ellos, es distinto a aquél con el que son conocidos), suelen presentar como prueba copia del certificado de reserva de derechos sobre nombre artístico, o de personaje ficticio, simbólico o de caracterización, para evitar incurrir en la prohibición prevista en el artículo 90 fracción XIII de la Ley de la Propiedad Industrial, certificado que como mencionamos anteriormente, es expedido por el INDAUTOR.

Artículo 90.- No serán registrables como marca:

XIII.- Los títulos de obras intelectuales o artísticas, así como los títulos de publicaciones y difusiones periódicas, los personajes ficticios o simbólicos, los personajes humanos de caracterización, los nombres artísticos y las denominaciones de grupos artísticos; a menos que el titular del derecho correspondiente lo autorice expresamente;

muertosfamosos

 

Cuando la persona o personaje ficticio o humano de caracterización ha fallecido (ej. CANTINFLAS, CHESPIRITO, CARLOS MONSIVAIS, CARLOS FUENTES, ETC.), los derechos para solicitar el registro quedan en propiedad de quien demuestre ser el legítimo heredero; y en los casos de que los registros de marca sean solicitados a nombre de otra persona o empresa, se debe presentar ante el IMPI la documentación correspondiente de sucesión o consentimiento, de acuerdo al artículo 90 fracción XII de la Ley de la Propiedad Industrial que establece:

 Artículo 90.- No serán registrables como marca:

XII.- Los nombres, seudónimos, firmas y retratos de personas, sin consentimiento de los interesados o, si han fallecido, en su orden, del cónyuge, parientes consanguíneos en línea recta y por adopción, y colaterales, ambos hasta el cuarto grado;

Ahora bien, ¿vale la pena que todas las personas conocidas por los medios de comunicación o conocidas en un determiado entorno registren su nombre o alias como marca?, pues bien, para algunos sí y para otros no servirá de mucho, todo depende de saberla explotar y capitalizar.

Existen registros de marca que van desde nombres de creadores de grandes obras artísticas (literarias, musicales, pictóricas, cinematográficas, arquitectónicas, de danza, escultura, etc.), deportistas que han hecho historia, leyendas del cine o teatro, hasta celebridades de la farándula  o “estrellas” del espectáculo, deporte o periodismo, puesto que todos tienen derecho a proteger su nombre como marca, sin embargo, derivado del correcto uso desde el punto de vista del marketing, es probable que un artista poco conocido pueda darle un mejor uso (comercial) a su marca, que otro con fama sobrada.

Es muy variado el nivel de aceptación, simpatía, talento, reconocimiento, legitimidad y admiración que puede haber entre una persona y otra, dando como resultado la preferencia y el nivel de éxito al que se puede llegar con la venta de un producto o servicio, bajo una marca de un determinado nombre, o alias conocido.

Aunque la verdad es, que si no hay de por medio el objeto de comercializar o promover un producto o servicio al público, las marcas no tienen sentido ni razón de ser. Tener una marca estacionada, sin que se aproveche, solo puede servir para impedir que otros se beneficien con ella, y hay que tomar en cuenta que por Ley, los titulares de las marcas están obligados a utilizarlas, ya que si no lo hacen durante 3 años consecutivos en los productos o servicios para los que fue registrada, puede proceder la caducidad de su registro.

Y es que en realidad, casi todos los titulares de este tipo de marcas, rara vez llegan a posicionarlas, y por esa razón los consumidores ignoran su existencia y consecuentemente ni las encuentran ni las buscan dentro del mercado.

Por supuesto que respecto de las marcas con nombres de personas o personajes conocidos, hay excepciones que destacan y son exitosas, como en el caso de: CHESPIRITO, CARMEN ARISTEGUI y POLO POLO, etc., su secreto radica en haber cumplido al pie de la letra las mismas estrategias de branding (creación y posicionamiento) que lleva a cabo cualquier marca de producto o servicio, que busca crecer e impactar en su público:

chespirito5jpg

aristegui2

 polopolo2

 

 

 

 

  1.  Un correcto análisis del mercado y de la competencia
  2.  Un público bien definido
  3.  Un concepto diferente al que ofrecen los competidores
  4.  Una propuesta de valor única
  5.  Un propósito fijo
  6.  Un sello de personalidad impreso, ampliamente reconocido por los consumidores
  7.  Un equipo de trabajo que confía plenamente en el producto o servicio que se ofrece al público
  8.  La capacidad de resistir cambios.
  9.  Adecuada protección de derechos exclusivos.

 

¿Las marcas con nombres, alías o seudónimos sólo le convienen a personas conocidas del medio artístico o intelectual?

 

fashionPara nada, de hecho cuando cualquier persona empieza a destacar dentro del medio en el que se especializa, y que genera prestigio (cocina, diseño, coaching, desarrollo web, marketing, videojuegos, bloggs, etc), puede considerar la opción de proteger su nombre y sacar provecho a través de una marca que identifique su origen o procedencia e incluso garantice la calidad del producto o servicio que ofrece. Aquí van algunos ejemplos aleatorios de marcas registradas con nombres de personas reconocidas en sus respectivas actividades:

  • DISEÑADORES: MACARIO JIMENEZ, ALEJANDRA QUESADA.
  • CHEFS: ENRIQUE OLVERA, MIKEL ALONSO.
  • ESTILISTAS: SILVIA GALVAN, TONY CARRERA
  • FOTOGRAFOS: MARIANA GARCIA, PAMELA BARRON COBO

Pero las marcas con nombres propios, no son exclusivas de actividades relacionadas con lo artístico, la moda, lo fashion, el glamour o la onda gourmet, de hecho cualquier persona, profesionista o técnica, gurú de la vida, el amor o las ventas, está en su derecho de solicitar un registro de marca con su nombre, y es posible que ésta logre tener mucho éxito;  y aquí nos meteremos un poco en la cuestión de:

 

BRANDING PERSONAL

 

people, profession, qualification, employment and success concept - happy businessman over group of professional workers

.

Definido como un conjunto de estrategias de marketing relacionadas con la creación y posicionamiento de una marca, que a diferencia de las que se aplican a productos o servicios, se centran en promover y posicionar las cualidades, habilidades, experiencia, conocimientos, prestigio, técnicas o métodos profesionales, que una determinada persona presume poseer  y ofrecer de forma única o especial,  usando como distintivo comercial, su propio nombre.

La principal intención es conseguir mayor éxito social y profesional y algunos lo consideran un buen recurso para encontrar mejores oportunidades laborales. Este concepto surgió en Estados Unidos a mediados de los años ochenta por el escritor Tom Peters, especialista en gestión empresarial.

SLIDESHOW IMAGE #9 - Gain peace with a pooch

.

Hoy en día, el internet es el principal medio para promover una marca personal a través de sitios web propios, blogs, videos de youtube, ebooks y redes sociales como por ejemplo LinkedIn. En años recientes se ha vuelto una tendencia proyectar una imagen más cálida y humana (cool), para conseguir la simpatía y generar emociones en los posibles clientes, socios, inversionistas o proveedores; por ello que es común que CEO´s o altos directivos de empresas, se muestren en sus perfiles paseando un perro, cargando un bebé, haciendo yoga o en la playa con su pareja.

 Así, podemos encontrar  terapeutas, coaches, desarrolladores web, masters en marketing on line y miles de profesionistas que a nombre propio se promueven día con día para ofrecer sus servicios.

auf der Überholspur grünSin embargo, sólo a pocos de ellos les conviene, funciona o realmente tienen la intención de obtener un registro de marca con su nombre, ya sea para protegerse de un posible imitador o porque en verdad consideran que pueden a llegar a posicionarse comercialmente a niveles exitosos.

Te pondré unos ejemplos de marcas con nombres de personas al azar, con registros vigentes, que se dedican a diversas profesiones: (aclaro que no les hago publicidad, no tengo el gusto de conocerlas, desconozco su impacto comercial y la calidad de sus servicios.)

 

  • DENTISTAS: DR.JORGE ARCIGA, RC DR.ROBERTO CARRILLO.
  • MÉDICOS: JOSE ANTONIO CUEVA RODRIGUEZ,
  • COACHES: GERARDO MENDOZA PEÑA, ARTURO ANDRADE
  • PSICÓLOGA: GABRIELA TORRES DE MOROSO BUSSETI
  • MECÁNICO: MARCOS CARRASCO, etc, etc, etc.

Por lo que pude darme cuenta, muchos otros registros con nombres de personas que anteriormente estuvieron vigentes,  no se renovaron, y es muy probable que la principal razón sea porque a ellos no les funcionó y no sacaron el provecho que en principio esperaban.

En mi opinión, una marca personal, sólo vale la pena para aquellos que realmente tienen una estrategia planeada de posicionamiento comercial y que con su prestigio personal y profesional pueden garantizar calidad en sus productos o servicios.  Hay que subrayar que la calificación final de una marca personal, su aceptación y su aprobación al igual que cualquier marca de producto o servicio, la determina el público consumidor, y  por eso,  se debe crear pensando en las necesidades del cliente, en ayudar a los demás, en contribuir a mejorar un ambiente, antes de caer en algún tipo de narcisismo.

person2

 Por supuesto que creo en los beneficios del branding personal, pero lamentablemente, aunque  está dirigido a cualquier persona, no es fácil construir una imagen, reinventarse y lograr que el público perciba la propuesta única de valor; esto requiere de mucho tiempo, conocimiento y esfuerzo que no todo el mundo está dispuesto a invertir. Definitivamente una marca personal bien trabajada, a muchos los ha ayudado a lograr independencia financiera y a generar más ingresos en comparación al hecho de trabajar para alguien más.

 Si tú como profesionista o especialista en alguna actividad, estás interesado en proteger tu nombre como marca es muy válido, pero más que por ego, debes pensar si realmente es lo que más te conviene, pues debes recordar que el prestigio de tu nombre propio y de tu imagen, estan comprometidos y directamente relacionados con la calidad de tus productos o servicios, lo cual también puede representar una verdadera ventaja competitiva frente a tu competencia, por ello, si has decidido registrar tu nombre propio como marca de producto o servicio, con gusto podemos ayudarte si nos contactas (haciendo click aquí).

Igualmente, si perteneces al medio artístico o del espectáculo, y deseas conseguir en el INDAUTOR la reserva de derechos sobre un nombre artístico (personal o de grupo) o de un personaje ficticio, simbólico o de caracterización; , y posteriormente el registro de tu marca, podemos ayudarte. (haz click aquí).

Texto escrito por: Miguel Arredondo

Si te interesó esta publicación, también puedes conocer todo nuestro material publicado sobre marcas, branding, emprendedores, motivación, propiedad intelectual y muchos otros temas que pueden ayudarte a tomar mejores decisiones para tu negocio. Suscríbete a nuestra newsletter haciendo click aquí

__________________________________________________________________

En REDERMARK nos dedicamos a ayudar principalmente a emprendedores que están iniciando su negocio, a obtener los derechos exclusivos sobre su marcas, obras artísticas, invenciones y diseños para que puedan sentirse seguros de promover y ofrecer sus productos o servicios en el mercado; mediante una consultoría y representación jurídica personalizada, que los prevenga de riesgos y les permita desde el comienzo ahorrar, tiempo, dinero y esfuerzo.

REDERMARK Logotipo BCon nuestros servicios de asesoría y representación, podrás concentrarte en tu negocio desde la comodidad de tu casa u oficina y evitarás la posibilidad de correr riesgos por cometer errores u omisiones, por desconocimiento de leyes o criterios de la autoridad, que puedan derivar en retraso de tu trámite  o  impedimento de tu registro de marca.

Conoce los beneficios de registrar tu marca u obra artística con nosotros en www.redermark.como ponte en contacto o haciendo click aquí, o escribiéndonos a contacto@redermark.com y con gusto te atenderemos!.

Síguenos también en facebook donde periódicamente estaremos publicando artículos sobre branding, marketing, propiedad, intelectual, emprendedores y temas que pueden ser interesantes para mejorar tu negocio.

 

 World Trade Center,

Montecito No.38, Piso 28, Oficina 16

Col. Nápoles, Del. Benito Juárez. C.P. 03810

Tel. 3688 80 07