2017 EL MOMENTO DE CAMBIAR DE MENTALIDAD


Definitivamente, el 2016 para muchos tuvo más bajas que altas.

Resulta trillado mencionar de nuevo, la triste lista de artistas, genios y celebridades, íconos del siglo anterior  que no pasarán al año que viene .

 

El poder mediático de las redes sociales como nunca antes, exhibió toda una  pasarela  de individuos que para su fortuna o desgracia, se convirtieron en experimento de la viralización de lo absurdo, exponiéndose a la crítica, burla, convocatorias o juicio masivos.

 Mientras que los asuntos realmente importantes; quedaron en segundo plano; por lo que se confirma que la conciencia e inteligencia colectiva para mejorar nuestra situación, como personas,  como país o como planeta no está ni siquiera en pañales.

Las malas noticias sobraron, no se diga la sorpresa en los resultados de referéndums, encuestas que ridiculizaron y contradijeron a las agencias de sondeos de opinión más reconocidas a nivel mundial: El brexit,  la oposición a perdonar a las FARC en Colombia, el triunfo de Trump.

Y lo peor de lo peor, la situación de Siria, sus exiliados, la amenaza terrorista del estado Islámico a nivel mundial, y la tensión entre Rusia y E.U por la probable intromisión en sus recientes elecciones

México, tampoco se quedó atrás con malas noticias; como nunca antes, sin guardar ningún tipo de discreción o sutileza,  el gobierno federal poniendo el ejemplo, seguido de los gobiernos estatales, locales, así como todos los poderes que utópicamente debieran encargarse de la creación de las leyes; y la impartición de justicia, demostraron que trabajan, protegen y defienden otros intereses que nada tienen que ver con el desarrollo del país y el bienestar de sus habitantes.

Así las cosas, e incluyendo los infortunios personales e cada quien,  desde esa óptica el panorama no podría parecer nada  prometedor para el 2017.

Sin embargo…

Siempre hay alternativas.

Por supuesto podemos sentarnos a llorar, y ver sólo la parte amarga de las cosas.

Podemos seguir angustiándonos de todos los personajes que desaparecerán de la tierra, durante éste nuevo año,  y resistirnos a aceptar que todos sin excepción nos iremos tarde o temprano de éste mundo.

Podemos crear muros cada vez más altos.

Podemos seguir creyendo y diciendo que las cosas nunca van a cambiar, que tenemos el gobierno que merecemos,  que así es el sistema y desconfiar de todo y todos.

Vivir con esa mentalidad.

O….

Intentar ser felices, agradeciendo lo que hasta ahora tenemos, buscando la auto-realización; el sentido de nuestra existencia, la libertad emocional,  espiritual y financiera.

Podemos sentarnos a escribir  un plan para cambiar nuestra situación personal,  visualizando creativamente lo que queremos, y como podemos alcanzarlo, con medidas realistas.

Son 365 días que pueden ser los más útiles de nuestras vidas, si los aplicamos efectivamente.

Pareciera sencillo de decirlo e imposible de hacerlo, pero en realidad las dos cosas pueden ser igual de fáciles.

Así como el cuerpo se va acostumbrando al ejercicio,  también lo hace la fuerza de voluntad, si te propones diario a hacer una cosa que normalmente da flojera, miedo o pena ¡imagínate lo que habrás hecho en 365 días!

Todo en esta vida son percepciones, y las cosas que nos preocupan, afectan, nos dan miedo o inseguridad son resultado de nuestras vivencias, las cuales crean nuestra mentalidad, que determina nuestras acciones ¿cómo te explicas que haya en este mundo gente que le va bien, y tiene una extraña especie de buena suerte siempre?

Eso es porque piensa distinto, porque sus percepciones sobre los conceptos que nosotros vemos como terribles e insuperables; ellos lo ven como una experiencia, un aprendizaje, un reto  y por supuesto una oportunidad para intentar de nuevo o por primera vez algo.

La mentalidad positiva (de que es posible, de poder) es la que tienen las personas que logran sus objetivos, y son las que ven el mundo como un lugar agradable, y confían en las personas, y esa misma mentalidad la podemos tener nosotros si lo proponemos.

Los pensamientos crean sentimientos, los sentimientos acciones, las acciones crean hábitos, y los hábitos forman tu destino y tu realidad.

La única forma de cambiar nuestro entorno, es empezando a hacer cambios en nosotros.

En las indicaciones de seguridad dentro de los aviones, siempre explican que antes de ponerle la máscara de oxígeno a los niños o otra persona, primero hay que ponérnos la nuestra, para estar en condición de ayudar.

Por eso es fundamental intentar antes de querer ayudar a otros,  sentirse bien en todos los aspectos, y poner las cosas en su justa dimensión (objetividad); desapegarse de lo que no sirve y quitarse en la medida de lo posible todos tipo de cadenas y cosas que nos hagan sentir libres.

La gente resentida, amargada, frustrada o hipocondriaca  es porque no entiende cómo hacerse valioso, útil y aceptado por los demás. Su forma torpe de acercamiento, o de darse a notar, es criticando, quejándose, victimizándose o buscando dañar a otros.

Aléjate de esas personas tóxicas, aunque los quieras, si en verdad deseas cambiar.

 

Reprograma tu mentalidad, hay muchísimo material gratuito en la red, desaprende todo aquello que tu familia, amigos o enemigos te dijeron que no era para ti, que no eras capaz de conseguir, que es imposible, e invierte lo que puedas en aprender lo que te apasione.

Si quieres predicciones terribles, tienes que saber que las crisis van a seguir sucediendo,  que artistas y celebridades seguirán muriendo, que habrá catástrofes naturales y sucesos violentos, que seguirán existiendo gobernantes corruptos, y por supuesto que no debes ser indiferente a éstos hechos, pero tampoco dejar que te afecten al grado de inmovilizarte a tomar acciones que te permitan tener una vida en grande .

Sii quieres buenas noticias, debes saber que es posible que para ti, las crisis no sean terribles, y encuentres la forma de hacer un excelente negocio.

Seguro morirán  muchas personas famosas o queridas, pero tú puedes aprender cómo aprovechar  y valorar cada día de tu vida, y darle significado a todo lo que puedes crear con tu inteligencia.

La razón de tu existencia, es muy probable que sea ayudar a mejorar las vidas de otros, a disminuirles algún dolor, o generarles felicidad a través de los productos o servicios que ofrezcas.

Tú puedes crear tu propia perspectiva de como mirar al mundo y a ti mismo.

Bien lo decía Viktor Frankl, quien sobrevivió en varios campos de concentración nazis:

 “Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento”.

Que éste 2017 sea el mejor año de tu vida hasta el momento, y que a partir de ahora tus percepciones sobre la vida, el dinero, la familia,  los amigos, el amor y todos los conceptos que te importen, te generen un estado de felicidad constante.

Artículo escrito por: Miguel Arredondo.

_____________________________________-

En REDERMARK nos dedicamos a ayudar principalmente a emprendedores que están iniciando su negocio, a darles la claridad, comodidad y seguridad que necesitan para  conseguir el registro de sus marcas, sin correr riesgos y sin hacer gastos innecesarios.

Con nuestros servicios, también podemos ayudarte a desarrollar estrategias de branding para que logres obtener una marca única que pueda diferenciarte de tu competencia, y facilitar su posicionamiento.

REDERMARK Logotipo BCon nuestros servicios de asesoría y representación, podrás concentrarte en tu negocio desde la comodidad de tu casa u oficina y evitarás la posibilidad de correr riesgos por cometer errores u omisiones, por desconocimiento de leyes o criterios de la autoridad, que puedan derivar en retraso de tu trámite  o  impedimento de tu registro de marca.

 

Conoce los planes de como podemos ayudarte, entrando a la página de nuestros servicios.

Síguenos también en facebook donde periódicamente estaremos publicando artículos sobre branding, marketing, propiedad, intelectual, emprendedores y temas que pueden ser interesantes para mejorar tu negocio.

 

 World Trade Center,

Montecito No.38, Piso 28, Oficina 16

Col. Nápoles, Del. Benito Juárez. C.P. 03810

Tel. 3688 80 07